• Nuclear Winter estrena su primer disco “It’s Time for a Change”
  • Fotografía: VikPamNox
  • La banda valenciana estrenó ayer su nuevo disco “It’s Time for a Change”, el primero de su carrera, grabado en Elefante Estudios durante el pasado verano, y mezclado en Crossfade.

    El disco de debut de los jóvenes Nuclear Winter se ha hecho esperar. 8 años después de la formación de la banda, llegan los primeros temas grabados en un estudio serio y en forma de EP de 5 temas. Si se ha hecho esperar tanto no ha sido por gusto, sino debido a la inestablidad de la banda en cuanto a miembros, formaciones y voluntad. Hace ahora cosa de unos 2 años, la banda liderada por Jaume Cotolí, único miembro que permanece desde la formación, se estabilizó con la llegada de David Rius a la batería y Pablo Rico a la guitarra solista. La formación se completó definitivamente hace unos meses con Rubén Angulo al bajo, aunque en el disco corre a cargo del bajista Alberto Jover.

    El disco abre con la incendiaria “It’s Time for a Change”, que sirve para nombrar el disco, así como de carta de presentación a su sonido: hard rock potente que golpea antes de preguntar. Guns ‘n’ Roses, los primeros Mötley Crüe, Buckcherry o bandas de metal como Alter Bridge se respiran en el ambiente. “The Curse” sigue la misma línea hardrocker, con los dedos de Pablo Rico deslizándose por el mástil como mantequilla, y Cotolí desgañitándose en cada estribillo. En el centro de las 5 canciones encontramos el contrapunto acústico, la calma de “A Whisper in the Hurricane”.

    “Breathe” empieza tranquila, con la calma del tema anterior, para explotar en un riff pesado y contundente, como un puño que cae sobre nuestras cabezas. El tema más oscuro del disco. Y “The Wolf Song” nos recuerda de nuevo a los G’n’R, sin dudarlo un segundo, para dar cierre a uno de los discos de debut más estudiados y macerados que hemos visto en tiempo. 8 años dan para mucho, y ha valido la pena esperarlos. Nuclear Winter are here.